Incienso

Aceite Esencial de Incienso Boswellia carterii

Incienso

Boswellia carterii
CAS: 8016-36-2 / 8050-07-5 EINECS / ELINCS: 232-474-1 FEMA: 2816

INFORMACIÓN TÉCNICA

CAS  8016-36-2 / 8050-07-5
EINECS / ELINCS  232-474-1
FEMA  2816
INCI NAME  Boswellia Carterii Oil

INFORMACIÓN ORGANOLEPTICA

Aspecto  Liquido transparente,
Color  Desde amarillo a amar illo pálido
Olor  Característico, verde, especiado, resinoso, balsámico

INFORMACIÓN FISICO-QUIMICA

Densidad  0.860 – 0.890
Refracción  1.468 – 1.482
Rotación  (-24º / -0º)
Punto de inflamación  45 º C

COMPOSICION QUIMICA (Principios activos)

Componente NORMA
a-PINENE  
a-THUYENE  
b-PINENE  
SABINENE  
b-MYRCENE  
LIMONENE  
p-CYMENE  
TERPINENE-4-OL  
b-CARYOPHYLLENE  
ACETATE D’INCENSYLE  

DESCRIPCIÓN

El Aceite esencial de Incienso se obtiene por arrastre de vapor de la resina seca de la Boswellia Carterii, Burseraceae, que también se conoce como olibanum proviene de la Boswellia, particularmente la Boswellia sacra y Boswellia carteri. La savia blanca lechosa se extrae de la corteza del árbol, se deja endurecer en una resina de goma durante varios días y luego se raspa en gotitas en forma de lágrima.

Los árboles de Boswellia crecen en regiones africanas y árabes, como el Yemen, Omán y Somalia. Omán es la fuente más conocida y más antigua de incienso, a partir de allí se ha comercializado y enviado a otros lugares como el Mediterráneo, India y China.

La Boswellia es un pequeño árbol de hojas caducas, con altura de 2 a 8 metros, con uno o varios troncos. Su corteza tiene la textura del papel y se extrae fácilmente. Las hojas compuestas e impares. Sus diminutas flores, de un blanco amarillento, aparecen reunidas en racimos axilares; están compuestas de cinco pétalos de diez estambres y un cáliz de cinco dientes. El fruto es una cápsula de, aproximadamente, 1 cm. de largo. Las hojas nuevas están recubiertas por un fino plumón. Los individuos que crecen en las pendientes escarpadas desarrollan un muñón, en forma de cojín, en la base del tronco que se adhiere a la roca y le asegura una cierta estabilidad.

El incienso alivia muchos dolores y molestias menores, limpia los pulmones, actuar como tónico para la piel y calma y reconfortar todo el cuerpo y la mente. El incienso es útil para visualizar y mejorar la conexión espiritual de la persona, tiene propiedades reconfortantes y ayuda a centrar la mente y a superar el estrés y la desesperación. El incienso también contiene “sesquiterpenos” que estimulan el sistema límbico del cerebro y el hipotálamo, la glándula pineal y la glándula pituitaria. Es útil para la visualización, la mejora de la propia conexión espiritual, promover la meditación y en el centrado.